lunes, 8 de junio de 2015

GENTE DE LA HUERTA

años 30 gente de la huerta

Archivo de Rafael Solaz

Años 30 – Llega el calor y la huerta tiene sus posibilidades. Los cultivos necesitan el agua y las acequias reparten su alimento del que se servirá el labrador en las horas asignadas.

El huertano sabe de su esfuerzo, se protege del sol con un sombrero de esparto y la faja protege sus riñones cuando labra la tierra. El botijo sujeto al carro saciará su sed. Pero no todo es sudor en la huerta para el sufrido labrador.

La acequia cercana le dará ocasión para un instante de distracción que se refleja en la foto, tras el baño en sus aguas, entre verdes ribazos con fondo de barro.

Sonrisas de tierra húmeda que alivia por una instante la dura jornada, que día tras día, configura la vida de la gente de la huerta.

Sol y acequia; calor, sudor … y sonrisas.    

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...