miércoles, 10 de junio de 2015

EL MATALAFER

matalafer

Años 50 - “Fer y desfer”. La imagen nos traslada a unos años de trabajos al aire libre, como otros muchos a voz en grito pregonados por las calles: la figura del “matalafer” que aireaba nuestras vidas.

“Cuando tocaba”, se presentaba en mi domicilio familiar y en la  amplia terraza del Balkis que nada tiene que ver con la presente que muestra la foto -pero útil para el efecto- extendía el acartonado colchón que una vez "descarnado", esparcía sobre una manta la lana apelmazada por los sueños. 

Fijo sobre el suelo, "el matalafer", con su inseparable vara curvada, iniciaba su trabajo con el zumba que te zumba. En su tarea, esponjaba aquellas entrañas para ubicarlas de nuevo al abrigo del grueso paño con sus habituales franjas blancas y rojas que robustecían su urdimbre.

Instante después, con la aguja de colchonero, recomponía la figura del mullido y cálido colchón que nos conduciría a las horas plácidas de la noche.

El frío látex tan anunciado actualmente en la tele, relaja nuestras espaldas, nos asegura el descanso, pero aquel grueso colchón de cantos trenzados con aroma de lana y borra, nos traslada a una época de oficios abandonados, de la que apenas nos llega el silbido del palo de fresno, cuando rompiendo el aire, sacudía la lana expulsando secretos.

¡El matalafer! Fer y desfer !!! 

2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Julio.
Yo aún he dormido en colchones de pura lana que se heredaban y me acuerdo mucho de la figura del matalafer, bueno en Barcelona lo llamábamos e matalasser, yo en aquella época vivia en Barcelona.
Y que bien se dormia en el colchón recién hecho con la tela nueva o recién lavada.

Saludos cordiales desde Valencia, Montserrat

Julio Cob dijo...

Hola Monserrat; recuerdo muy bien aquella costumbre. Y tras la marcha del matalafer, aquello era como estrenar un nuevo colchón que nada tenía que ver con el anterior.
Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...