sábado, 2 de mayo de 2015

LAS RIADAS DE ANTIGUO


Con mi agradecimiento a Vicente Bolufer

1897 - El Plan Sur alejó las aguas del río Turia del casco histórico de la ciudad y sus últimas y acaudaladas riadas, y en especial la de 1957 ha pasado a ocupar las páginas de la prensa en su recuerdo anual, llegada la fatídica fecha del 14 de octubre.

Pero hubo otras riadas que iban a condicionar la relación del cauce con el hábitat urbano de Valencia. Se tiene constancia desde el siglo XI del número de avenidas que en mayor o menor grado inundaron la ciudad, superando la treintena. Entre las más devastadoras, la de 1357 destruyó cerca de 1000 casas con 400 víctimas mortales. La de 1517 después de cuarenta días de lluvias, causó grandes pérdidas, materiales y humanas y en cuantía semejante, y en 1776, ya con la protección de los pretiles en su paso próximo al centro de la ciudad, una nueva riada destrozó cinco arcos del puente del Mar.

Riadas que fueron amortiguadas en lo posible en su margen derecho, con la construcción de los pretiles del Turia, en una obra iniciada en la última década del XVI, que con su culminación, dejarían su peculiar impronta mantenida en la actualidad.

En la foto de la riada de 1897 vemos cómo las aguas alcanzan su máximo nivel ante el puente de la Trinidad con el Museo de San Pio V al fondo, en sus funciones de Hospital Militar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...