martes, 31 de marzo de 2015

LAS TORRES DE QUART EN SU FUNCIÓN DE CÁRCEL

EL PENAL DE QUART

Las Torres de Cuarte construidas a mitad del siglo XV en sustitución de un pequeño portal tuvieron desde su inicio diversos usos. Uno de ellos y eventualmente como almacén de pólvora. Pero estaban llamadas a cumplir otra función, que llegado el momento de la destrucción de la muralla cristiana, las salvaría de la piqueta. La de penal. Un incendio en la Casa de la Ciudad en 1585, en cuyas dependencias se alojaban los presos, motivó el traslado.

En el setecientos y de acuerdo con la decisión que se había puesto en práctica en otras ciudades españolas (Madrid y Valladolid en su inicio, y en su continuidad Zaragoza, Granada…) y con la denominación de “Casa Galera” y en exclusividad para las mujeres, por actuación del Arzobispo Urbina, las Torres de Quart y por decisión del Consell, desde 1651 tuvieron éste cometido hasta que la invasión francesa por las tropas del Mariscal Moncey aconsejaron el traslado de las reclusas.

Pero su condición de cárcel y por decisión del mando militar iba a continuar hasta 1931, sólo para uso castrense. Sin embargo, durante la guerra civil las torres fueron utilizadas para el mismo cometido, tal cual al final de la contienda con uso carcelario hasta 1946, año en el que se trasladaron los presos al penal de Monteolivete. Fecha decisiva ésta para que la propiedad de las Torres pasara al Ayuntamiento, que lo sería con fecha de 1 de julio de este año y con ello su rehabilitación, como monumento urbano de primer orden.

Portal, galera, cárcel militar, salvoconducto a sus piedras.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...