sábado, 28 de marzo de 2015

CALLE DE LAS BARCAS, LA FAROLA ESPERA SU PAR

1911 CALLE LAS BARCAS

Finalizaba la primera década del siglo XX cuando se inició la electrificación de los tranvías en sus líneas urbanas. Con anterioridad, el proceso de modernización se había iniciado con el cambio del siglo, ya que en 1900 la conexión con la zona marítima y suburbano había abandonado los viejos tranvías de tracción animal. Sin embargo, tuvieron que pasar diez años para que las catenarias discurrieran por el centro de la ciudad. 

La calle de la Barcas de antiquísimo trazado, desaparecido el barrio de Pescadores, iba a lucir la suntuosidad de nuevos edificios en los que Ernesto Ferrer y el Hotel Reina Victoria se alojaban en una acera que significaba modernidad.

El Teatro Principal y La Morera al fondo, recrean un paisaje urbano que se nos antoja entrañable. 

En la imagen coexisten la línea eléctrica y la de fuerza. La farola espera su par y la calle las Barcas muestra un ambiente tranquilo, sin prisas, de parón y charraeta, con los amplios toldos que regalan sombra.

A su ritmo, el moderno tranvía "el linternón" se dirige a la Glorieta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...