lunes, 26 de enero de 2015

UNA PLAZA DE TOROS, EL “CIRCO OLÍMPICO”

1833 circo olimpico


1833 - Con anterioridad y por un proyecto de 1798 Valencia tuvo una plaza de toros construida tras la puerta de Ruzafa, extramuros, en el camino de este nombre que fue destruida en 1808 cuando la  invasión francesa.

Años después, por la década de los treinta, se disfrutaba de la fiesta taurina en una nueva  plaza,  también de madera, situada  junto a las Torres de Quart, contigua al Matadero Municipal, conocida en sus principios como el "circo olímpico" por sus espectáculos circenses, que, entre algunas otras de efímera vida, estuvo funcionando hasta la construcción del coso taurino en 1859, obra de Sebastián Monleón.

Las corridas de toros se celebraban a beneficio del Hospital General que se encargaba de contratar las reses con ganaderías andaluzas, mientras que ocasionalmente lo hacía con tenderos de la ciudad que ofrecían toros. Igualmente ajustaba el precio con toreros y banderilleros necesarios para el espectáculo.

Su capacidad era para 6.000 personas y las entradas oscilaban desde 1 real hasta los 40 reales necesarios para ocupar un palco. Los llenos y la gran afluencia a sus gradas representaban un muy buen beneficio para el Hospital, lo que hizo que la calidad de la fiesta aumentase, al igual que el precio de las entradas.

Las corridas de toros tenían un gran éxito, con venta de abonos para sus aficionados.

Pronto tendrían su gran coliseo al estilo de los romanos.

Bibliografía: Valencia en la Revolución (1834-1843) de Ivana Frasquet

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...