jueves, 8 de enero de 2015

UN TRISTE RECUERDO

1957 MONUMENTO A SOROLLA

Tras la riada de 1957 el monumento a Joaquín Sorolla quedó convertido en un amasijo de piedras. La luz, de la que el pintor se había hecho dueño, entró en un desmedido desdén y el azul del mar, oculto en su penumbra, perdió su brillo ante un recuerdo que había mutado por la ferocidad de las aguas, a un triste tálamo de pétreas nostalgias.

El monumento había sido inaugurado el 31 de diciembre de 1933, cuando se cumplían diez años y unos meses de la muerte del pintor, proyectado por el arquitecto Francisco Mora Berenguer con un busto de bronce sobre pedestal creado por las manos de Mariano Benlliure, tras el que figuraba un hemiciclo de piedra, columnario, que sostenía la leyenda de "1863 - Valencia a Sorolla - 1933".

El busto de Sorolla, también sobre pedestal, se trasladó unos años después, en 1963, desde la playa del Cabanyal al lugar donde permanece, en la plaza de la Armada Española.

Monumento que iba a adquirir una mayor vistosidad en 1975 con el aprovechamiento de la portada del Banco Hispano Americano de la calle las Barcas, instalado como remate al conjunto.

2 comentarios:

Jonathan Collado dijo...

Por favor es la playa del Cabanyal, la playa de la Malvarrosa empieza a partir de la avenida de los Naranjos. Gracias

Julio Cob dijo...

Muchas gracias Jonathan, por modificar que no quede.

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...