miércoles, 23 de julio de 2014

LA PLAZA CASTELAR

1933 plaza emilio castelar

Colección Salvador Monmeneu

1933 - El 28 de enero de este año se había inaugurado el subterráneo Mercado de Flores y en la plaza de Castelar se deban los últimos retoques a la conocida como “tortada de Goerlich”.

Todavía está en pie el antiguo Ateneo Mercantil. Al lado se observan los solares donde años después y tras su derribo, se ampliaría éste en nuevo edificio, al igual que el cine Rialto que se construiría anexo. El esqueleto del que sería Hotel Londres, alcanza su tercer piso y la torre de Joaquin Rieta rompe con su singular alzado el nuevo tramo, anteriormente ocupado por la Bajada de San Francisco que perdura en las imágenes de nuestros recuerdos.

Árboles sin sombra y corrillos de gente en un año de crisis agrícola, especialmente la naranjera, que dio ocasión a jornadas de huelga con el cierre de locales, dejando de circular tranvías y autobuses con sus unidades encerradas en las cocheras.

En un día semejante, la imagen muestra la belleza del nuevo aspecto que iba a configurar la plaza consistorial tras su nueva configuración. Un policía cabalga despacio observando el ambiente de los peatones que comentan sin duda el acontecer diario de la ciudad. Gorras, y manos atrás en coloquios de esperanza, completan la instantánea tomada desde el Ayuntamiento que había sido oficialmente inaugurado tres años atrás.

2 comentarios:

Amparo Lleó dijo...

Preciosa la foto e interesantísimas las explicaciones de ese año.
Gracias Julio

Julio Cob dijo...

Amparo Lleo, gracias a ti.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...