sábado, 28 de junio de 2014

LA SONRISA EN EL RETRATO

clip_image002

¿Por qué antes nadie sonreía en los retratos?

El motivo principal era moral, el siguiente técnico; un retrato era algo para la posteridad y era algo importante, como las personas que se lo hacían; era una novedad cara y tan solo podían gozar de ellas personalidades y gente pudiente, por lo tanto debían de dar una imagen seria y respetable, sólo una sonrisa estúpida podría estropear tan altivo retrato, toda vez que se daba por sentado que tal reacción era síntoma de inmadurez y que era un gesto infantil.

Tan solo quedaba grabada la sonrisa en un retrato de personas a las que no les importase parecer no inteligentes según el escritor Charles Dickens, ya que tan solo hacían alarde de ello, cómicos, locos, gente del espectáculo, borrachos, infantes y prostitutas, y generalizando "gente desdeñosa".

Era el siglo XIX, y la era de la fotografía aún se debía de perfeccionar, mientras a la vez surgían algunos inconvenientes, pues se necesitaban al menos diez minutos aproximadamente para poder recoger la luz y que el daguerrotipo captase la imagen, un largo tiempo para estar inmóvil. Menos que un retrato pintado, pero suficiente como para necesitar algún reposacabezas para no entumecerse. Nada tiene que ver con hoy en día donde la sonrisa es un acto reflejo e indispensable para una buena fotografía.

Texto de María Martínez Gavilán

1 comentario:

Gregorio dijo...

Buena pregunta Julio , creo que quizás como en esa epoca, la fotografia no estaba tan popularizada como hoy en día y mas en la actualidad con los "Selfies o autorretratos ", pensarían y es un suponer, que no era de buena educación ni formal aparecer sonriente en este tipo de retratos pues igual lo consideraban como que se reína del personal. Vaya trío de valencianos de lujo. Bona nit y buen domingo , Gregorio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...