sábado, 26 de abril de 2014

EL “PARDALOT” DE LOS SANTOS JUANES.

EL PARDAL DEL SAN JOAN 1917

1917 – Nevada en los Santos Juanes

“En época pasada, aunque no remota, el Mercado de Valencia tenía una leyenda… al llegar el invierno, aparecía siempre en la plaza algún aragonés viejo llevando a la zaga un muchacho, como bestezuela asustada… le conducían a Valencia para «hacer suerte», o, más bien, por librar a la familia de una boca insaciable, nunca ahíta de patatas y pan duro… y el padre y el hijo, con traje de pana deslustrado en costuras y rodilleras y el pañuelo anudado a las sienes como una estrecha cinta, iban por las tiendas, de puerta en puerta, vergonzosos y encogidos, como si pidiesen limosna preguntando si necesitaban un criadico… atraídos por una fuerza misteriosa, iban a detenerse en la escalinata de la Lonja, frente a la famosa fachada de los Santos Juanes. La original veleta, el famoso Pardalot, giraba majestuosamente...

—¡Mia, chiquio, qué pájaro!... ¡Cómo se menea!... —decía el padre.

Y cuando el cerril retoño estaba más encantado… el autor de sus días se escurría entre el gentío, y al volver el muchacho en sí, ya el padre salía montado en el macho por la Puerta de Serranos con la conciencia satisfecha de haber puesto al chico en el camino de la fortuna… La miseria del lugar, la abundancia de hijos y, sobre todo, la cándida creencia de que en Valencia estaba la fortuna, justificaban en parte el cruel abandono de los hijos… y nunca faltaba un comerciante generoso que, por ser de la tierra y recordando los principios de su carrera, tomase bajo su protección al abandonado y le metiese en su casa, aunque no le faltase criadico…”

De “Arroz y tartana” de Vicente Blasco Ibáñez

1 comentario:

Maikel Urrutia dijo...

Hola
Esta tarde he pasado por los Santos Juanes y me he fijado en el pardalot “Pardal de Sant Joan” a mi me parece una oca”. Justamente al lado en el Mercado Central se encuentra la veleta más popular de toda la ciudad: la “Cotorra del Mercat”. Por cierto, es una vergüenza el desprendimiento en Santos Juanes y san Pío V de parte de una cornisa y de las tejas de una de las torres del Museo de Bellas Artes. Gracias a Dios con todos los turistas que visitan estos monumentos no habido ningún herido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...