miércoles, 12 de marzo de 2014

EL LÁTIGO DE LA ALAMEDA

mARISOL RUMBO A RIO 1963

1963 - ¡Hoy nos vamos a la feria!

En la Gran Vía Fernando el Católico hay un carrusel, pero yo soy mayor y me aburre tanto subir y bajar de los caballitos. Hoy es mi día de suerte, mi tío va al fútbol y mientras, nosotros, a la feria de la Alameda.

Mi tía me ha prometido subirme al látigo y aquí estamos. ¿Cómo reaccionarán mis primos? El peque está disfrutando, nos oye reír y ríe.

Al mayor le gusta más el  tiovivo, se asusta con los giros rápidos del látigo en los extremos de la pista. Se va encogiendo a cada vuelta un poco más. Le parece que va a salir volando.

Pero los que vuelan son los pelos, el mío no, porque yo llevo el moñito de Marisol en “Rumbo a Río”.


Foto y texto de Pilar Martínez Olmos

4 comentarios:

Gregorio dijo...

Preciosa la fotografía y muy bonito el texto, con ese Látigo que tanta bilirrubina hacia producir a la gente que se atrevía a subirse en ese tipo de atracciones.
Gracias a Pilar por la foto y a ti Julio, por compartirla , buen día para todos y un abrazo . Gregorio

Amparo Lleó dijo...

¡¡¡Que recuerdos mas bonitos!!!
Yo soy mas mayor. Iba a esa feria de la Alameda en los años 50, en las vacaciones de Navidad, que era cuando la ponían allí.
El látigo, el girasol, la estupenda noria, ¿y el olor de las manzanas caramelizadas y el algodón de azucar? Irrepetible para la nostalgia, pero nostalgia sana.

Gracias Julio

Diego Mallén dijo...

¡¡¡Inolvidable el Látigo Pérez!! queda para el recuerdo y memoria de días felices. Muchas gracias por la publicación!!

Julio Cob dijo...

A mi también me gustaba el látigo, en el medio y con buena compañía.
Saludos a todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...