martes, 24 de diciembre de 2013

TARDES DE CIRCO Y FERIA

Circo Regües. 1916
1916 - CIRCO REGÜES
La Navidad, de siempre, es y ha sido entre otras muchas ilusiones, de tardes de circo y de feria. Tardes en las que los padres o abuelos cogiendo de la mano a sus hijos o nietos les regalan un par de horas de sana alegría ante el disfraz holgado del sonriente payaso, de asombro ante trapecista que vuela al compás de un halo de luz, de terror por los rugidos de un león que abre la boca tan cándidamente como ellos, de magia por un festival de fantasía bajo la lona entre destellos de luz y silencios de confusión, que, por sus infantiles años, descubren ilusionados.
Feria de la Alameda. Enero, 1964 1964 – FERIA EN LA ALAMEDA
Y de tardes de feria con música de sirenas, y caballitos que suben y bajan abriéndose paso entre cochecitos de bomberos y carrozas de princesas, mientras anhelan llevar en sus manos unos globos henchidos de ilusión y alegría. Las sesiones en el circo Regües que en 1916 abrió sus puertas en la plaza Castelar junto a la vieja estación del tren, rivalizó durante años con la siempre ambulante “Feria de Navidad” que tuvo sus mejores momentos en el paseo de la Alameda, dispuesta para el disfrute del público, tanto para los niños como para quienes habían dejado de serlo.

Fotos de Rafael Solaz.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...