viernes, 8 de noviembre de 2013

FÁBRICA “LA CERAMO”

la ceramo 1905_jose huguet
Fuente – José Huguet
1905 - La fábrica de cerámica fue construida en 1885 por su propietario Josep Ros Furió para la producción especializada de cerámica tradicional valenciana, y, particularmente, en la recuperación de las viejas técnicas artesanales, en ellas, la de los alfares musulmanes de reflejo metálico.
El edificio fue decorado a la manera oriental, incluyendo piezas ornamentales elaboradas en la propia fábrica. La portada, en arco de medio punto, se decoró con mocárabes, yeserías nazaríes, columnillas con motivos neoegipcios y dos torrecillas de traza gótica. En su composición se integró una placa con los nombres de la fábrica, la actividad y su propietario. Sobre ésta, simplificado, el escudo de la ciudad y otra placa con inscripción, al parecer, en árabe.
Sus instalaciones siguieron el modelo de casa-factoría de la primera industrialización valenciana donde se distinguieron dos zonas: la residencial o doméstica, donde se localizaban las viviendas de los propietarios, y la zona de producción. En el caso de “La Ceramo” esta última zona comprende las siguiente áreas: el patio, debajo del cual se localizaba la cisterna; las balsas para decantación y limpieza del barro; la nave de obrador-almacén-laboratorio; la nave de trasiego de piezas para su cocción y posterior selección; los hornos, tres para cocción normal y uno para reflejos metálicos, construidos en mampostería y ladrillo macizo; y la leñera, ubicada en la parte trasera, con acceso directo a la calle, y, mediante una escalera de caracol, a la cubierta de los hornos, lo que permitía la regulación manual del tiro de las chimeneas durante el proceso de cocción.
Tal fue la importancia de la fábrica que muchas de sus piezas decoran todavía hoy algunos edificios valencianos más emblemáticos del siglo pasado y principios de este, como la Estación del Norte, Mercado de Colón, Mercado Central y Ayuntamiento de Valencia. Piezas que fueron pintadas por las laboriosas de manos de muchas mujeres, como las que se ven en la imagen, que durante generaciones dieron color a esa cerámica, que caprichosa, no solo daba de vivir a esas mujeres e hijos, sino que también se cobraba vidas por la lamentable enfermedad de la silicosis. 

Texto –  Isabel Martínez Ponz
Fuente - Área Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ysabel, brillante tu entrada. Enriqueces éste Bloc en grado sumo. Sigue así. Te felicito. Germán.

Antonio Marín Segovia dijo...

Ysabel: no estaría citar las fuentes que han servido para tu texto, auqnue hay algunos errores importantes.

Antonio Marín Segovia dijo...

No es por nada, pero el texto de Ysabel es una copia literal de la ficha BRL de la Ceramo, bien protegido gracias a nuestras denuncias y desvelos de más de 20 años.

Coloco el enlace de la ficha BRL a favor de la antigua fábrica de tejas y mayólicas La Ceramo.

Sería ético y recomendable citar las fuentes y nombrar a los verdaderos autores del documento, por favor.


Y bueno, esperemos que nuestras denuncias y desvelos sirvan para que ese pequeño gran monumento se conserve.

http://www.valencia.es/revisionpgou/catalogo/urbano/Alegaciones/BRL%2016.01%20LA%20CERAMO%202011_firmado.pdf


Gracias y saludos

Antonio Marín Segovia dijo...

DESCRIPCIÓN Y REFERENCIAS HISTÓRICAS:






























La fábrica fue construida en 1885 por su propietario, José Ros Furió, para albergar las instalaciones de su
empresa, La Ceramo, especializada en la producción de cerámica tradicional valenciana y, particularmente, en la
recuperación las viejas técnicas artesanales, entre ellas, la de los alfares musulmanes de reflejo metálico.
Estilísticamente, se trata de una construcción artesanal, ecléctica, adscribible a la corriente historicista de la
época, decorada a la manera oriental e incluyendo piezas ornamentales elaboradas en la propia fábrica. Sus
instalaciones siguen el modelo de casa-factoría de la primera industrialización valenciana, donde se distinguen dos
zonas : la residencial o doméstica, donde se localizaban las viviendas de los propietarios, y la zona de producción.
En el caso de La Ceramo, esta última zona comprende las siguientes áreas : el patio, debajo del cual se localiza la
cisterna; las balsas para decantación y limpieza del barro; la nave de obrador-almacén-laboratorio; la nave de
trasiego de piezas para su cocción y posterior selección; los hornos, tres para cocción normal y uno para reflejos
metálicos, construidos en mampostería y ladrillo macizo; y la leñera, ubicada en la parte trasera, con acceso
directo a la calle y, mediante una escalera de caracol, a la cubierta de los hornos, lo que permitía la regulación
manual del tiro de las chimeneas durante el proceso de cocción. De estos hornos salieron piezas cerámicas que
hoy decoran edificios tales como la Estación del Norte, el Mercado de Colón y el Mercado Central. La portada, en
arco de medio punto, se decora con mocárabes, yeserías nazaríes, columnillas con motivos neoegipcios y dos
torrecillas de traza gótica. En su composición se integra una placa con los nombres de la fábrica, la actividad y su
propietario. Sobre ésta, simplificado, el escudo de la ciudad y otra placa con inscripción, al parecer, en árabe.



http://www.valencia.es/revisionpgou/catalogo/urbano/Alegaciones/BRL%2016.01%20LA%20CERAMO%202011_firmado.pdf

Ladyhalcon dijo...

Antonio Marín Segovia : Soy estudiante de historia del arte, así pues suelo utilizar fichas, archivos y documentación de diversa índole. Que suelo almacenar en mi ordenador, copiándolo en formato Word. Llegando a perder la fuente de origen, teniendo luego problemas al querer decir la fuente y el origen, o sino muchas veces lo copio en papel, para luego trascribirlo en el ordenador. Por eso te pido disculpas por si te ha molestado que haya reunido varios textos que tenia de LA CERAMO y creando uno, añadiéndole como tu dices la ficha técnica. Mi única intención con esta colaboración, ha sido dar a conocer el edificio, que la gente sea consciente de su mal estado actual.
Un cordial saludo.

Julio Cob dijo...

Antonio Marín Segovia: Gracias por su interés en cuanto a la recuperación de tan entrañable fábrica de la Ceramo. En cuanto a la aportación de Ysabel, veala como fruto de su interés por pregonar la riqueza artesanal valenciana, como ya lo demostró con su otra aportación sobre La Máquinista Valenciana. Personalmente agradezco la colaboaración que me presta, así como la suya.
Saludos cordiales.

Antonio Marín Segovia dijo...

La mejor de forma de defender y salvar el Patrimonio Cultural es denunciar, como hacemos nosotros, a los responsables que atentan por acción u omisión.

Y nada cuesta citar las fuentes en que nos basamos. Para muestra nuestros escritos, donde aparecen citados los autores, las fuentes, las fechas de publicación... incluso ponemos los anexos con fotocopias para avalar nuestras afirmaciones.

Eso es hacer un trabajo riguroso y que nos beneficia a todos.

Eso es una buena metodología que cualquiera, docto o profano, pueda aplicar siempre, en cualquier trabajo de investigación, independientemente de que su objeto sea salvar o no un patrimonio cultural en peligro...

Saludos y gracias.

Antonio Marin Segovia

Julio Cob dijo...

Antonio, gracias a Vd.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...