jueves, 31 de octubre de 2013

LA EPIDEMIA DEL CÓLERA

Ferrán 1885

Colección Díaz Prósper

1885 - Durante el siglo XIX la provincia de Valencia sufrió hasta seis epidemias de cólera, siendo una de las más importantes la sucedida en 1885. Se atestigua que durante este año y la del anterior, cuyos primeros brotes se dieron en Alicante, unos 30.000 valencianos perdieron la vida. 

Fue en la ciudad de Valencia donde el cólera mostró su mayor virulencia, manifestada por la cantidad de muertes que a diario se producían cuya magnitud sobrepasaba la de ciento cincuenta en alguno de ellos. Se cree que la epidemia entró en la ciudad a través de un ferroviario procedente de Játiva, ciudad que sufría la lacra, al igual que otros pueblos de la provincia. 

Las autoridades dispusieron de todos los medios para combatir la epidemia recurriendo los servicios del Dr. Ferrán, quien había descubierto la vacuna contra la enfermedad aunque no exenta de cierta polémica, tanto en cuanto había quienes no creían en su eficacia, siendo incluso el Gobierno de la época quien impidió su utilización. 

La ciudad fue sitiada por el ejército para impedir la entrada y salida de la población, paralizándose la actividad exportadora. Finalmente la vacuna del Dr. Ferrán fue autorizada y a partir de Septiembre de 1885 la mortandad fue decreciendo hasta extinguirse dando fin a una epidemia que durante dos largos años había hecho acto de presencia en un buen número de poblaciones valencianas. 

Tuvieron que pasar muchos años para que al Dr. Ferrán se le reconociera sus méritos, cuando en 1907 la Academia de Ciencias de Paris le otorgó el premio Bréant.

6 comentarios:

Gregorio dijo...

Como tantas veces ha sucedido, tienen que pasar años para que llegue el reconocimiento de lo que una persona, en este caso e, Dr Ferran, había descubierto, aparte de tener que enfrentarse a la ignorancia y a las falsas creencias , que muchos , en teoría de los intelectuales y sabios de la época , ponían todo tipo de trabas a que estos inventos en forma de vacunas ,pudiesen tener éxito , por eso hay que reconocer el mérito de estas personas, que a veces inclusive ponían en riesgo su propia vida inoculando se ellos mismos las vacunas que experimentaban para ver sus efectos. Menos mal que la inmensa mayoría de las veces, la vida pone en su lugar a las personas y aunque a veces fuera de tiempo porque esa persona ya ha fallecido, el descubrimiento del Dr Ferran, sirivio para ayudar a que la peste , pudiera ser una enfermedad sin aquellos tintes de trágicas epidemias que tantos muertos causo en la historia de la humanidad, también ayudo el que las normas de higiene tanto personales como urbans fuesen poco a poco mejorando . Muy interesante post y foto de Lujo de D Antonio García ,nada más y nada menos. Un abrazo y buen día . Gregorio

Amparo Lleó dijo...

No te puedes imaginar la cantidad de cosas interesantes sobre Valencia y valencianos que estoy aprendiendo gracias a tus explicaciones y de las que no sabia nada.
Gracias por la gran cantidad de tu tiempo que dedicas a esto.

Julio Cob dijo...

Hola Gregorio, así son las luces y sombras de la historia en todos sus campos. Son muchas las veces en las que grandes hombres pasan al oscurantismo o degradados. De la misma forma que sucede todo lo contrario, ensalzando a personajes que han escrito sus páginas más negras y son tratados como auténticos heroes.
Un abrazo

Julio Cob dijo...

Amparo, para mí es un placer que me sirve al mismo tiempo para enriquecerme al compartir mis cosas con quien me sigue.
Saludos.

Anónimo dijo...

Encantado como siempre por poder ver estas magnificas fotografias y los comentarios que las acompañan

Julio Cob dijo...

Sr. Anónimo, muchas gracias, amable seguidor.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...