jueves, 1 de agosto de 2013

VENDEDOR AMBULANTE

Vendedor ambulante de plátanos junto a la plaza Redonda. Ca. 1975.
Fuente – Rafael Solaz

Ca. 1975 - Una de las costumbres prácticamente desaparecida en el ámbito urbano: la del vendedor ambulante por las calles de la ciudad. Aunque hay que remontarse a más de cuarenta años cuando la diversidad de los productos que ofrecían era abundante, entre los que llegaron a existir los del pescado con su carro chorreante de agua por el deshielo que mantenía frescas las cajas de sardinas, de calamares, de pescadilla y de morralla que se vendía al peso de una romana. Igual se presentaban con sus carros tirados a manos que con pequeños motocarros. También se aprovechaban de los lugares de mayor concurrencia, y barrios populares como el que observamos en la fotografía junto a la Plaza Redonda; en esta ocasión con su carro de plátanos donde fijaban su punto de venta en las horas de mayor provecho.

4 comentarios:

José Luis Aroca dijo...

Es una pena que vayan desapareciendo.
Cuando paseo por los mercaditos,veo que ya no son lo que eran,supongo que sera por la crisis actual.
Un abrazo.

Julio Cob dijo...

Efectivamente, José Luis, los vendedores ambulantes que iban desplazándose por la ciudad, practicamente han desaparecido.

Un abrazo

Marcos dijo...

Aparte de la simpatía por lo típico, el cambio suele ser para bien, aun recuerdo cuando iba con mi madre al mercado de Jerusalen y le envolvían el pescado en papel de periódico.
Lo que mas hecho de menos es a los charlatanes callejeros.

Julio Cob dijo...

Marcos, los charlatanes callejeros eran muy populares y a algunos encandilaba el escucharles.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...