domingo, 7 de abril de 2013

1859 - El maderero - Dibujo
Quien porteba troncos por el Turia desde la serranía a la ciudad de Valencia

5 comentarios:

marchalenes dijo...

Durante siglos, las gentes de los Serranos y del rincón de Ademuz, sobrios moradores del norte de la provincia de Valencia, fueron los encargados de conducir con pericia en arriesgadas travesías río abajo los troncos cortados de aquellos montes, hasta que concluían almacenados en la llanura o “conca” que había entre la Rambla y Marchalenes, a la izquierda del puente de San José, estas cuadrillas de guías de las tan arriesgadísimas maderadas, eran considerados por su valentía y arrojo con el calificativo de intrépidos “ganxers” Rivalizaban en tan codiciado mérito las cuadrillas de gancheros conquenses que sobre el río de Quelaza (el Cabriel), conducían sus maderada al sur de la provincia de Valencia, concretamente hasta Alcira, en la Ribera
Alta y, desde esa importante ciudad, eran reconducidos nuevamente hasta Cullera en la Ribera Baja, y desde esta última población, se embarcaban hasta Denia, en la Marina Alta, donde existían expertos calafates dedicados a la construcción de barcos y experimentados “mestres d’aixa” De esta tan arriesgada como peligrosa profesión han escrito entre otros, don Teodoro Llorente, J. Pardo de la Casta, Manolo Cambra Martí, Miguel Romero Sáiz; M. Sanchis Guarner, en su libro .- “La Ciutat de València (1983), se refiere de la manera siguiente a tan espectacular profesión.- “(…) Hom distinguia la “fusta de mar” o d’inportasió desembarcada en el Grau, de la “fusta de riu” procedente dels boscos d’Aragó i del Serrans, que era devallada suran pel Turia, en rais conduïts per intrepits “ganxers” de Xelva o Ademús, i apilada en “peanyes” a Marxalenes i a la Saidia”.

Previamente a la llagada de la maderada, se ordenaba atrancar todas las compuertas de las azudes, tanto los de la parte derecha, como de la parte izquierda del río, y de esa manera se propiciaba aumentar sensiblemente el caudal del Turia, para mejor trajinar los troncos.

Don Luis B. Lluch Garin, nos descubre en Los Bosques Valencianos (1957), la bizarra actitud de las esforzadas cuadrillas de –ganxers- de los Serranos y del rincón de Ademuz, hasta que concluían tan aventurada travesía, dejando ordenados los troncos en la explanada de Marchalenes. De la importancia del acontecimiento da cuenta lo escrito por D. Luís B. Lluch Garin, abogado, escritor y Teniente Alcalde de Valencia.

“(…) El pregonero del bosque era aquella voz que, como un heraldo corría por las calles de nuestra vieja ciudad:

- ¡Ha llegado la maderada!

Julio Cob dijo...

Marjaler, gracias por tan documentado comentario como son todos los tuyos, fruto del cariño que sientes por tus tierras marjalencas.

Un abrzo

Gregorio dijo...

Aparte de agradecer a Marchelenes , su explicación tan detallada de algo que en caso desconocía, me ha venido a la memoria, un libro del gran escritor y Premio Nacional de las Letras Españolas 2011, D José Luis Sampedro, titulado "El río que nos lleva", y que el director de cine Antonio del Real, llevo al cine, a finales de los años 80, protagonizada por Alfredo Landa y que trata de los gancheros, que trasladaban la madera desde la Serranía de Guadalajara a través del Río Tajo, un libor y una película muy interesantes.
Hay que reconocer que era una profesión peligrosa y que requería de una pericia y una habilidad , no al alcance de cualquiera así como un tipo de vida muy dura.

Manuel dijo...

Hola Julio, yo voy a ser bastante más breve que el anterior comentario.
Simplemente reconocer el buen trabajo que haces, publicando una estampa diaria para el disfrute de tus seguidores.
Un abrazo.

Julio Cob dijo...

Gracias a vosotros por seguirme y os intereséis por mi ciudad.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...